Dimensiones en la Formación

El objetivo principal del Colegio Cristo Rey es formar “un hombre nuevo”, el hombre que se educa no para ganar o tener más, sino para servir más. Es el hombre que no contempla con indiferencia las injusticias del mundo actual, sino que lucha para crear una sociedad libre y justa. Lo que proponemos entonces es preparar cristianos comprometidos con una fe que los impulse a buscar a Cristo en el servicio a los demás y a ser agentes de cambio hacia una sociedad más justa, libre y fraterna.

Para lograr este hombre nuevo, es necesario colaborar con los padres de familia en la formación integral de sus hijos. Esto significa formar un hombre equilibrado, un cristiano maduro en todas sus dimensiones: Afectiva, Cognitiva, Comunicativa, Corporal, Espiritual, Estética, Ética y Social.

Lo que proponemos entonces es preparar cristianos comprometidos con una fe que los impulse a buscar a Cristo en el servicio a los demás y a ser agentes de cambio hacia una sociedad más justa, libre y fraterna.

Previous slide
Next slide

Rasgos

Los rasgos del Currículo Ignaciano son los siguientes:

1. Asertivo y empático al expresar sus pensamientos, sentimientos y emociones valorándose a sí mismo y a los demás.
2. Confía en sus propias posibilidades y habilidades para enfrentar los desafíos con perseverancia y equilibrio.
3. Seguro de sí y responsable en la vivencia de su sexualidad y la expresión de sus afectos.

  1. Reflexivo y estratégico en su proceso cognitivo para el logro de la excelencia.
  2. Investigador, transformador de su entorno para la búsqueda del bien común.
  1. Hábil para comprender todo hecho comunicativo.
  2. Hábil para elaborar y transmitir mensajes en una convivencia armónica.
  1. Cuidadoso y respetuoso del cuerpo y salud propios y de los demás.
  2. Coordinado y armonioso en sus movimientos.
  1. Sensible y abierto a la experiencia de Dios en Jesucristo.
  2. Comprometido con el amor y el servicio a los más pobres.
  3. Respetuoso del cuidado y transformación de la creación.
  1. Sensible para apreciar y gustar de la belleza con libertad.
  2. Creativo para expresarse a través de diferentes manifestaciones artísticas.
  1. Libre, autónomo y crítico para tomar decisiones.
  2. Responsable de las consecuencias de sus actos, en relación a los valores y principios del reconocimiento de la dignidad humana.
  1. Identificado con su historia, su cultura y ambiente.
  2. Democrático en su actuar y respetuoso de la diversidad.
  3. Comprometido de manera crítica y propositivo en la promoción de la solidaridad y de la justicia, preferentemente con los más pobres y excluidos.